Niños boxeadores en Tailandia: ¿deporte o explotación infantil?

  • Mundo

Niños boxeadores en Tailandia: ¿deporte o explotación infantil?

  • Mi Magazine
.

En Tailandia el Muay Thai es un arte marcial con siglos de tradición, está considerado deporte nacional y es tan popular que cuando una pelea importante es televisada, las calles se vacían. Existen varias ligas famosas y celebridades de esta disciplina.

En el resto del mundo, la práctica del Muay Thai ha generado gran controversia debido a que los boxeadores son niños, cuyo medio de supervivencia son sus victorias en el ring. Apostar en los enfrentamientos es completamente legal en Tailandia y sumamente común.

En 1999 la Fundación para la Protección de los Derechos de los Niños de Bangkok pidió al gobierno tailandés que las peleas fueran prohibidas, pero la moción fue rechazada porque un grupo de granjeros de las provincias protestó; según ellos, si tales peleas fueran ilegales, la economía de las granjas colapsaría, ya que las apuestas son una fuente importante de ingresos para un gran sector de la población tailandesa que vive en pobreza extrema. Walter Mead, quien fuera el consejero principal de política exterior estadounidense, dijo en 2007: “Tienen que entender que muchos de estos granjeros viven en márgenes económicos muy estrechos y desafortunadamente, como en muchos lugares del mundo, la gente pobre no puede pedir préstamos monetarios fácilmente. Tienen que recurrir a prestamistas ilegales que cobran grandes rangos de interés.” La necesidad de dinero después de una mala cosecha orilla a los granjeros a pedir préstamos.

Los esfuerzos por cesar el Muay Thai no han sido efectivos hasta ahora. Tratándose de un arte marcial con una tradición que data de siglos atrás, la mayor parte de la población tailandesa, no sólo acepta el boxeo de niños, sino que lo ve como la única vía de supervivencia para las familias en pobreza extrema.

Los niños que practican Muay Thai pueden ser entrenados desde los 4 años. Algunos son enviados por sus padres a los campos de entrenamiento para que consigan dinero para la familia; otros son huérfanos o niños abandonados y su gimnasio es también su hogar. Las peleas son su único medio de subsistencia y entregan una parte del monto de sus victorias al campo de entrenamiento.

Pese a los pocos años de vida de los boxeadores, los enfrentamientos son tan rudos como si se tratara de adultos. Los niños están entrenados para ser feroces y despiadados con el oponente; después de todo, su vida depende del éxito que tengan en el ring.

La serie de retratos abajo recibió recientemente el primer premio del 18 Concurso Nacional de Fotografía de EU. El autor es Noah David Bau, quien tomó las fotografías en un campo de entrenamiento en un barrio marginal de Bangkok.

“Visité el gimnasio cada día por casi un mes antes de tomar fotos. Se esclareció cada vez más que estos chicos que viven en un estrato marginal de la sociedad tailandesa son a la vez admirados y no deseados, salvajes y tristes, inocentes y hastiados, criados y mercantilizados. Quise crear esta serie para poner el reflector sobre estas contradicciones,” dijo David Bau.

***

Te invitamos que sigas a e-consulta en Twitter (@e_consulta) y FaceBook (facebook.com/econsulta.noticias).

Visitas: 2,449
Versión para impresión

Tags: